ALBA Proyecto Estructural, socio formador del ITESM Campus GDL

Resulta enriquecedor tanto para los alumnos de pre-grado que buscan saber cómo se desarrolla el ámbito laboral y cómo se aplica todo el conocimiento que se les va enseñando, como para ALBA al formar ingenieros conscientes de su responsabilidad ética y profesional en el medio“, comentó la M.I. Eliana Inca, quien lideró la participación de ALBA dentro del Bloque i.

GUADALAJARA (22/feb/2019).- En 2018 ALBA se convirtió en socio formador del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey Campus Guadalajara, retando a 25 alumnos de 5to y 6to semestre de la carrera de Ingeniería Civil a desarrollar el diseño estructural de dos proyectos.

Tras la invitación por parte de la dirección de la carrera de Ingeniería Civil de la escuela de Ingeniería y Ciencias del Tecnológico de Monterrey Campus Guadalajara, ALBA Proyecto Estructural se sumó a su lista de socios formadores, colaborando en el proyecto denominado Bloque i.

El proyecto busca que los alumnos desarrollen competencias para el diseño estructural de edificaciones a través de la solución de una obra civil, tal como ocurre en la práctica profesional. En el caso de la participación de ALBA, tuvo como finalidad integrar las materias de Diseño de concreto y Diseño de acero.

ALBA propuso trabajar en dos proyectos, uno de acero y otro enteramente de concreto, siguiendo la metodología para un proyecto nuevo desde la fase de conceptualización a la fase ejecutiva. Los proyectos que se trabajaron fueron:

  • Nave industrial de acero con 16,700 mde construcción.

El proyecto de acero trata de una nave industrial con cubierta de acero, con un sistema de armaduras y columnas metálicas. El sistema estructural se diseñó con marcos de rígidos de acero en ambos sentidos y contra-venteado en uno de sus ejes para que la estructura tenga un mejor comportamiento bajo eventos sísmicos.

  • Torre de 5 niveles, para uso de departamentos con 580 m2 en planta.

El proyecto de concreto trata de una torre de 5 niveles de uso habitacional con un sistema estructural basado en marcos especiales resistentes a momento, con losas nervadas como sistema de piso.

A los proyectos desarrollados se les aplicó la reglamentación correspondiente a el diseño por viento y sismo, además de que los alumnos elaboraron una memoria de cálculo, planos estructurales y especificaciones de construcciones.

Como socio formador, ALBA tuvo la función de proporcionar apoyo a profesores y alumnos durante la resolución del reto, con material y visitas técnicas. Se realizaron 2 sesiones en las oficinas de ALBA, 1 visita a obra y una presentación final en el ITESM.

“Alba genera un impacto muy importante en la comunidad educativa en el área de ingeniería civil al vincularse directamente con los futuros actores y desarrolladores de nuestro medio. Aprendí mucho de esta experiencia, no sólo en cuanto a los conocimientos técnicos sino desde un punto de vista humano, creo que la mejor forma de lograr impactar  en nuestra sociedad es transmitir buenos valores, como la humildad para reconocer que uno no sabe todo pero lo poco que sabe lo puede transmitir”, agregó Eliana, diseñadora estructural de ALBA durante el Bloque i y ahora estudiante de Doctorado en Construcción Sustentable en el instituto ISISE de Portugal.